.

Más reciente

Nugtella es veneno / POISON

 Las plantaciones de aceite de palma están destruyendo el bosque tropical, acabando con la fauna que allí vive, fomenta la esclavitud y la mano de obra infantil, sus plantaciones son fumigadas con pesticidas altamente tóxicos y su consumo no es nada saludable. Hemos perdido el control de aquello de lo que nos alimentamos y a causa de ello, 2 de cada 3 productos que consumimos, llevan aceite de palma entre sus compuestos. Esta es la terrible realidad que oculta el aceite de palma, una realidad que nos afecta a todos.

Id a cualquier supermercado y mirad los ingredientes, casi el 50% de todos los procesados, sobretodo los mas baratos y apetitosos, tienen aceite de palma. Siempre intento no comprarlo, pero alguna vez caigo. Hay que seguir esforzándose por no comprar ni comer estos productos….

Marcas caras y usando ingredientes baratos

La mayoría de las personas, compran su alimento sin preguntarse tan sólo de donde proviene y como repercute tanto al medio ambiente como a la salud. Es muy importante saber la procedencia y peligros que supone la sobreproducción de estos alimentos tan baratos y nocivos para todos nosotros. El aceite de palma es uno de ellos , trataremos de dar algunas pautas para evitar su consumo y mostraros la terrible repercusión que está suponiendo, hoy en No Tan Lejos.

Llevo mucho tiempo hablando de este tema y la gente te escucha pero luego lo que hacen es mirar a otro lado, otros están tan abobados que dicen que no se puede hacer nada, creen que las cosas no podrían ser de otra manera. Lo más irónico de todo es que luego te ponen niños felices en los anuncios.

¡Por qué el aceite de palma es tan malo para la salud! El aceite de palma es un aceite de origen vegetal que encontramos en multitud de productos alimenticios, que a pesar de su uso tan extendido se convierte en una opción poco saludable. Descubre por qué. Si miras en las etiquetas de la mayoría de productos alimenticios que tienes en estos momentos en tu despensa es bastante posible que, entre sus ingredientes te encuentres con el aceite de palma. Y es que, sin duda alguna, nos encontramos ante uno de los aceites más utilizados del mundo, siendo muy fácil encontrarlo en una gran diversidad de productos que comemos cada día. Todo ello a pesar de no ser una opción muy adecuada desde un punto de vista tanto nutritivo como medicinal. Este aceite se produce a partir de los frutos de la palma africana, una planta perenne que puede llegar a alcanzar más de 100 años y los 40 metros de altura, aunque debido a su uso productivo lo cierto es que no suelen llegar hasta los 25 años y los 12 metros de altura. Sus frutos se agrupan en una especie de drupa, los cuales se encuentran cubiertos por un tejido ceroso, con una estructura dura y redonda en cuyo interior encontramos una almendra. A partir de estos frutos se obtiene el conocido como aceite de palma. ¿Dónde encontramos aceite de palma? Lo cierto es que podemos encontrar aceite de palma en la composición de una grandísima variedad de productos (alimenticios y no alimenticios). Desde un punto de vista alimentario, los productos donde comúnmente podemos distinguir la presencia de este aceite como uno de sus ingredientes son los siguientes: • Bollería, tartas, galletas y pasteles: sobre todo en caso de bollería industrial como sustituto de las grasas hidrogenadas y de la mantequilla. • Coberturas y cremas: al fundirse mejor que el chocolate tiende a ser utilizado para mantener y almacenar cremas y coberturas. • Productos untables: es común encontrarlo en margarinas o cremas de cacao ya que por poseer un alto contenido en grasas saturadas tiende a facilitar el untado. • Productos precocinados: es muy común encontrar aceite de palma como ingrediente en una amplia variedad de alimentos precocinados, desde pizzas hasta patatas fritas o alimentos empanados. El motivo es sencillo, además de ser más barato tiende a enranciarse menos. • Aperitivos y chips salados: especialmente porque este aceite tiende a aguantar más frituras que otras grasas. ¿Por qué es tan malo para la salud? A pesar de su uso tan extendido, siendo muy habitual encontrarlo en una amplia variedad de productos alimenticios en realidad sumamente diversos (desde galletas a pasteles, pasando por pizzas precocinadas, cremas de cacao o aperitivos salados), la realidad es que desde un punto de vista nutricional no es una opción muy saludable. El motivo principal lo encontramos en su alto contenido en grasas saturadas (concretamente en ácidos grasos saturados de cadena larga). De hecho, en torno a un 50% de las grasas presentes en el aceite de palma son saturadas. Tal y como han demostrado muchos estudios científicos, un consumo prolongado y regular de grasas saturadas influyen de forma negativa en el aumento del colesterol LDL en la sangre, lo que duplica el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Buenas razones para dejar de comer Nutella

A pesar que el contenido nutricional indica que es un producto libre de colores artificiales y de preservativos artificiales, cada uno de los ingredientes de la Nutella ha formado parte del proceso que implica un ejercicio artificial

Desde 1951 la Nutella, esa deliciosa crema de avellanas, es el postre ideal que sacia todo antojo dulzón que libera inmediatamente una sensación de placer. Su creador, Pietro Ferrero, inició su versión cremosa de la “supercrema” como una alternativa a la ausencia de chocolate debido a la guerra. Desde entonces, gracias a su incomparable sabor, ha recorrido el mundo a pesar de contener glutamato monosódico (MSG, por sus siglas en inglés), también conocido como E621, GMO emulsionante lecitina de soya y aceite de palma, cuya extracción ha agravado el medio ambiente alrededor del mundo.

A pesar que el contenido nutricional indica que es un producto libre de colores artificiales y de preservativos artificiales, cada uno de los ingredientes de la Nutella , según el sitio especializado preventdisease, ha formado parte del proceso que implica un ejercicio artificial, tal como:

La lecitina de soya (la cual, por cierto, es igual de artificial que el emulsionante/preservativo) proviene de los desperdicios de un proceso de desgomado, usándose continuamente como solvente y pesticida para formar plásticos sólidos. Es un producto genéticamente modificado, lo que lo convierte en un material contaminante que disminuye la fertilidad, altera las funciones inmunológicas y contamina el medio ambiente. En consecuencia, tiene efectos tóxicos.

 

VENENO / POISON

Anuncios

¡ Viva Maduro y viva Venezuela!

Un presidente legítimo elegido por la mayoría de su pueblo, no debe ser objeto de los padres del saqueo como estados unidos y sus mamporreros del nuevo orden criminal y la Europa de la Miseria, ¡ viva Maduro y viva Venezuela,!

El pueblo venezolano no quiere volver a la época de intervenciones promovidas por Washington y ante los intentos por dirigir una operación golpista en el país, ordenó romper relaciones diplomáticas con la nación norteña.

El legítimo presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció hoy la decisión de terminar relaciones diplomáticas con Estados Unidos como respuesta a las pretensiones de Washington por imponer un gobierno paralelo en la nación sudamericana.

Frente a la congregación popular reunida en los alrededores del Palacio Miraflores, el jefe de Estado rechazó las acciones de la oposición nacional y el Ejecutivo estadounidense luego de la autojuramentación como mandatario encargado de Juan Guaidó, diputado de la Asamblea Nacional, parlamento en desacato.

‘El Gobierno imperialista de Estados Unidos dirige una operación para imponer un golpe de Estado con un gobierno títere en Venezuela’, dijo además.

El mandatario precisó que el personal de la embajada estadounidense dispondrá de 72 horas para abandonar el país.

Asimismo, aseveró que el pueblo venezolano no quiere volver a la época de intervenciones promovidas por Washington y ante los intentos por dirigir una operación golpista en el país, ordenó romper relaciones diplomáticas con la nación norteña.

El anuncio ocurre pocas horas después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, reconociera a Juan Guaidó como mandatario interino de Venezuela.

A diferencia del año 2002, cuando el gobierno de Bush trabajó clandestinamente para promover el golpe contra Chávez, Trump lo está haciendo a plena luz del día.

Cuando Donald Trump exclamó espontáneamente en agosto de 2017 que “no descartaría una opción militar” en Venezuela, sus propios asesores se quedaron boquiabiertos. Poco después, la Casa Blanca emitió una declaración revelando que el mandatario estadounidense había rechazado una llamada telefónica de Nicolás Maduro, el presidente venezolano.

Los antecedentes: Bush y Obama

Las declaraciones de Trump también sorprendieron a Caracas, que estaba acostumbrada al silencio de Washington con respeto a sus mandatarios. De hecho, el presidente George W. Bush, durante toda su gestión, mantuvo la política firme de evitar decir el nombre de Hugo Chávez. Obama fue el único presidente estadounidense que dio la mano a Chávez, durante una Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago en el 2009. Sin embargo, nunca se llegaron a celebrar encuentros bilaterales ni conversaciones formales entre jefes de Estado, a pesar de las solicitudes de Venezuela.

En lugar de normalizar la relación entre Washington y Caracas, Obama intensificó la agenda agresiva contra Venezuela, continuando las hostilidades que habían comenzado durante el gobierno de Bush. Fue Obama quien declaró a Venezuela “una amenaza inusual y extraordinaria” a la seguridad nacional de Estados Unidos, decreto que le permitió la imposición de sanciones contra funcionarios venezolanos y calificar a Venezuela como un país ‘enemigo’.

“Aún con la crisis económica en el país, y un amplio descontento con la gestión de Maduro, es imposible ignorar la masiva maquinaria de injerencia que Estados Unidos ha aplicado en Venezuela durante los últimos 20 años”.Eva Golinger, abogada, escritora e investigadora estadounidense-venezolana.

Hay que recordar que la operación en marcha de ‘cambio de régimen’ contra el gobierno de Nicolas Maduro tiene unos antecedentes claros en los gobiernos de George W. Bush y Barack Obama. Al igual que Obama continuó profundizando la agresión contra Venezuela que había iniciado su predecesor, George W. Bush –quien financió y apoyó el golpe contra Chávez en 2002 y las subsecuentes intervenciones electorales y atentados contra su gobierno–, Trump ahora está llevando la operación contra Venezuela y su Revolución Bolivariana a su punto final.

Aún con la crisis económica en el país, y un amplio descontento con la gestión de Maduro, es imposible ignorar la masiva maquinaria de injerencia que Estados Unidos ha aplicado en Venezuela durante los últimos 20 años. Lo que hoy vive Venezuela tiene sus raíces en un proceso expansivo de infiltración y cooptación de los sectores populares –y la sociedad civil en general– con el objetivo de sembrar y exagerar las divisiones y debilitar las bases de apoyo del gobierno. El financiamiento multimillonario canalizado a cientos de ONGs en Venezuela –muchas creadas para alimentar el conflicto en el país y filtrar fondos a la oposición–, así como la asesoría estratégica y el entrenamiento a los partidos políticos, grupos estudiantiles y de la juventud o medios de comunicación, por parte de las agencias de Washington –como la USAID y la NED–, han servido para construir la imagen de un gran movimiento anti-gubernamental y, a la vez, debilitar el apoyo dentro los sectores pro-gubernamentales.

Todo esto, combinado con el mal manejo económico del gobierno de Maduro, una corrupción incontrolable y la falta de aceptar diversas opiniones y críticas dentro del chavismo, ha llevado al país hasta un punto insostenible. Y ahí es donde entra Donald Trump.

https://timedotcom.files.wordpress.com/2018/03/donald-trump-snl-baldwin-twitter.jpg

Trump es el primer presidente estadounidense en asumir directamente el tema de Venezuela y el plan del golpe. Trump es un presidente sin escrúpulos. No esconde sus posturas ni su pensamiento. En agosto de 2017, en una reunión privada con su Secretario de Estado y Asesor de Seguridad Nacional, el mandatario estadounidense preguntó por qué simplemente no podían invadir Venezuela y sacar a Maduro. Sus asesores, sorprendidos por el comentario, le tuvieron que explicar que una intervención militar podría desembocar en una situación más grave y, además, generar en la región un rechazo a Estados Unidos. Ambos asesores, Rex Tillerson y H.R. McMaster, renunciaron a sus cargos en 2018.

Ahora Trump cuenta con un equipo mucho más belicista. El halcón de guerra John Bolton –quien busca el conflicto donde sea– reemplazó al General McMaster como Asesor de Seguridad Nacional, y Mike Pompeo, ex jefe de la CIA y también bastante pro-intervencionista, es el Secretario de Estado. Ambos han estado impulsando esta agresiva postura hacia Venezuela y la fase final del golpe. En estos días, Bolton hasta admitió que el objetivo de la Casa Blanca era asegurar que las reservas petroleras de Venezuela estuvieran en manos de empresas estadounidenses.

Bajo su tutela, nombraron como enviado especial para Venezuela a Elliott Abrams, un veterano de las guerras sucias en Centroamérica, además de un criminal convicto por su rol en el escándalo de Irán-Contra. Abrams también estuvo involucrado en el golpe contra Chávez en el 2002, supervisando la operación y coordinando con la oposición. Su presencia ahora como supervisor/coordinador del plan contra Venezuela es una clara indicación de que la mesa está servida. Trump ha dado luz verde para un cambio de régimen en Venezuela, usando la fuerza militar si fuese necesario.

“Guaidó no hubiese actuado de tal manera, con tanta confianza, si no estuviera seguro del apoyo de Estados Unidos, incluido el militar”.Eva Golinger, abogada, escritora e investigadora estadounidense-venezolana.

En estos días, funcionarios del departamento de Estado admitieron que la llegada de Juan Guaidó, y su disposición de asumir el liderazgo de la oposición, era la ‘última pieza necesaria’ para proceder con el golpe. La agencia AP reveló que Guaidó había tenido varias reuniones con el gobierno de Trump en los meses previos a su ‘auto-proclamación’ como presidente-interino de Venezuela, con pleno respaldo de Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea y gran parte de Suramérica.

Por eso, no deberían sorprendernos las contundentes declaraciones de Trump, su vicepresidente Mike Pence y su secretario de Estado Mike Pompeo, así como de otros representantes del gobierno y del ‘establishment’ estadounidense, respaldando a Guaidó y su intención de imponerse en el poder en Venezuela. Me atrevería a concluir que Guaidó no hubiese actuado de tal manera, con tanta confianza, si no estuviera seguro del apoyo de Estados Unidos, incluido el militar.

La ‘accidental’ revelación de Bolton de ‘5.000 tropas a Colombia’, una frase escrita en sus anotaciones durante una rueda de prensa en la Casa Blanca en la que hablaron sobre las más recientes sanciones impuestas contra Venezuela y su industria petrolera –sanciones, de hecho, que podrían paralizar al país, y no solamente el gobierno de Maduro, con un impacto devastador en la población–, reafirma que ya está en marcha la operación militar.

Coincidentemente, una delegación de altos oficiales del Comando Sur de Estados Unidos se encuentra en Colombia, revisando la situación fronteriza con Venezuela. Hace 10 años, el Pentágono aumentó su presencia militar en Colombia con la explícita intención de poder realizar operaciones militares a nivel regional para combatir la ‘amenaza constante de los gobiernos anti-estadounidenses’ (léase Venezuela).

El Pentágono también mantiene la presencia militar a apenas 50 kilómetros de la costa caribeña de Venezuela, en Curacao y Aruba, y recientemente realizó un acuerdo de ‘cooperación militar’ con Brasil, el vecino de Venezuela en su frontera sur-este. De esta manera, Estados Unidos ha conseguido rodear militarmente a Venezuela, por lo que si quisieran ejecutar una intervención militar, ya estaría todo listo.

A diferencia del año 2002, cuando el gobierno de Bush trabajó clandestinamente para promover el golpe contra Chávez, Trump lo está haciendo a plena luz del día. Entonces, si todo lo descrito en este post es lo que están haciendo abiertamente, solo podemos imaginar la profundidad de las acciones encubiertas que ya han puesto en marcha.

Hasta La Victoria Siempre

https://superduque.files.wordpress.com/2016/12/separador.png?resize=219%2C219https://superduque.files.wordpress.com/2016/12/separador.png?resize=219%2C219https://superduque.files.wordpress.com/2016/12/separador.png?resize=219%2C219https://superduque.files.wordpress.com/2016/12/separador.png?resize=219%2C219https://superduque.files.wordpress.com/2016/12/separador.png?resize=219%2C219https://superduque.files.wordpress.com/2016/12/separador.png?resize=219%2C219https://superduque.files.wordpress.com/2016/12/separador.png?resize=219%2C219https://superduque.files.wordpress.com/2016/12/separador.png?resize=219%2C219https://superduque.files.wordpress.com/2016/12/separador.png?resize=219%2C219

 

 

Texto original


 

“¿Quién es mi prójimo?”

Acuérdate de ellos, podrían ser tus hijos

En aquel tiempo, se presentó un maestro de la Ley y le preguntó a Jesús para ponerlo a prueba: “Maestro, ¿qué tengo que hacer para heredar la vida eterna?” Él le dijo: “¿Qué está escrito en la Ley? ¿Qué lees en ella?”. Él contestó: “Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas y con todo tu ser. Y al prójimo como a ti mismo”. Él le dijo: “Bien dicho. Haz esto y tendrás la vida”. Pero el maestro de la Ley, queriendo justificarse, preguntó a Jesús: “¿Y quién es mi prójimo?” Jesús dijo: “Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó, cayó en manos de unos bandidos, que lo desnudaron, lo molieron a palos y se marcharon, dejándolo medio muerto. Por casualidad, un sacerdote bajaba por aquel camino y, al verlo, dio un rodeo y pasó de largo. Y lo mismo hizo un levita que llegó a aquel sitio: al verlo dio un rodeo y pasó de largo. Pero un samaritano que iba de viaje, llegó a donde estaba él y, al verlo, le dio lástima, se le acercó, le vendó las heridas, echándoles aceite y vino, y, montándolo en su propia cabalgadura, lo llevó a una posada y lo cuidó. Al día siguiente, sacó dos denarios y, dándoselos al posadero, le dijo: “Cuida de él, y lo que gastes de más yo te lo pagaré a la vuelta”. ¿Cuál de estos tres te parece que se portó como prójimo del que cayó en manos de los bandidos?”. Él contestó: “El que practicó la misericordia con él”. Díjole Jesús: “Anda, haz tú lo mismo”.

A menudo, lo que consideramos evangélico no es más que un fruto de nuestra necesidad de imponernos a otros, o de ser aceptados, o de nuestras ideas, o de justificar nuestra mediocridad. Cada vez que enarbolamos frases rotundas como: “Esta clarísimo en el evangelio que” o “Hay que cortar por lo sano’ es como para echarse a temblar solemos estar más frente a nuestra particular interpretación del Evangelio que del Evangelio mismo. El Evangelio suele tener un tono exigente, pero al mismo tiempo es profundamente liberador. Apela a la inteligencia de las personas y también a su libertad. Jesús tiene toda la fuerza del mundo para “imponer” el evangelio por decreto ley, porque sí, porque yo soy el que mando, y, sin embargo, procede por la vía de la seducción. Lo comprobamos en el evangelio de hoy en día. Más que la parábola del buen samaritano en sí misma podemos fijar nuestra atención en las preguntas que Jesús hace al Maestro de la Ley: ¿Qué está escrito en la ley? ¿Qué lees en ella? ¿Cuál de estos tres te parece que se portó como prójimo del que cayó en manos de los bandidos? Y también dos recomendaciones: “Haz esto y tendrás la vida”, “Anda, haz tú lo mismo”.
Haz esto para que su felicidad se una
a la tuya todos los días de tu vida

Revolución

Mireille Mathieu – Paris en colère (1966) from Monsieur Nonosse on Vimeo.

Revolución

Desde hace una decena de días, Francia vive la hora de “los chalecos amarillos”, y los comentarios en torno a ellos ya son numerosos. ¿Son un fenómeno pasajero o una cuestión de fondo? ¿Una nueva Fronda revolucionaria? ¿Cuál es su sensación sobre ello?
thumb imagethumb image

Hace cinco años, casi en los mismos días allá entonces, el 23 de noviembre de 2013, usted me había preguntado sobre el movimiento de “los bonetes rojos”. En aquel entonces llamé vuestra atención acerca del hecho de que todos los movimientos de protesta o revuelta de cierta magnitud a los cuales estamos asistiendo hoy día nacen al margen o bien lejos de los partidos y de los sindicatos, los cuales no son evidentemente capaces de encarnar o transmitir las aspiraciones del pueblo”. Mi conclusión era la siguiente: “Una moción de orden: ¡bonetes rojos por doquier!” Y bien, henos aquí: los chalecos amarillos son los bonetes rojos por doquier. Después de años y años de humillación, empobrecimiento, exclusión social y cultural, es simplemente el pueblo de Francia que ha retomado la palabra. Y que ha pasado a la acción con una cólera y una determinación que nos dice mucho (¡ya van dos muertos y 800 heridos, más que en mayo del 68!).

Protesta en Francia de los Chalecos Amarillos

Incluso si las clases populares y las clases medias bajas son su elemento motor -lo que da a este movimiento una extraordinaria dimensión clasista-, los chalecos amarillos provienen de diferentes medios y reúnen en sí a jóvenes y viejos, campesinos y jefes de empresas, empleados, obreros y cuadros jerárquicos. Las mujeres a la par de los hombres (pienso en esos jubilados septuagenarios que no dudan, a pesar del frío, en dormir en sus autos para mantener los bloqueos noche y día). Gente a la que no le importan ni izquierdas ni derechas, y que en su gran mayoría ni siquiera han intervenido jamás en política, pero que se baten sobre una base que les es común: el sentimiento de ser tratados como ciudadanos de segunda clase por la casta mediática; de ser considerados como listos a ser arrancables de raíz, explotables a merced de la oligarquía depredadora de los ricos y los poderosos; de no haber sido consultados jamás, y haber sido siempre engañados; de ser “los villanos expiatorios” (François Bousquet) de la Francia de abajo, esta “Francia periférica” ​​que es sin duda lo que hay más de francés en toda Francia, pero que ha sido abandonada a su suerte; de ser víctimas del desempleo, de la disminución de los ingresos, de la precariedad laboral, de la deslocalización industrial en el extranjero, de la inmigración; y que después de años de paciencia y sufrimiento, acaba por decir: “¡Ya basta! ¡Suficiente!”. He allí lo que es el movimiento de los chalecos amarillos. ¡Honor a éste, honor a ellos!

El primer ministro francés busca la salida a la crisis de los 'chalecos amarillos'

¿Qué es lo que más le impresiona de este movimiento?

Dos cosas. Lo primero y más importante es el carácter espontáneo de este movimiento, ya que esto es lo que más inquieta a las autoridades estatales que se encuentran así sin interlocutores válidos, pero también a los partidos y sindicatos, que descubren con estupor que cerca de un millón de hombres y mujeres pueden movilizarse y poner en marcha un movimiento de solidaridad como raramente se haya visto (con un apoyo en la opinión pública del 70 al 80%) y sin que siquiera hayan pensado en apelar a ellos. Los chalecos amarillos, ejemplo acabado de auto-organización popular. Sin jefecillos grandes ni pequeños, ni césares ni tribunos, solamente el pueblo. El populismo en estado puro. Y no el populismo de los partidos o movimientos que reivindican esta etiqueta, sino lo que Vincent Coussedière llamó el “populismo del pueblo”. Los de la Fronda, los sans-culottes, los de las Comuna, no importa bajo qué patronazgo queramos colocarlos. El pueblo de los chalecos amarillos no ha confiado a nadie el derecho a hablar en su nombre, sino que se ha impuesto él mismo como sujeto histórico, y por eso también, ha de ser apoyado y sostenido.

thumb imagethumb image

El otro punto que me ha conmocionado es el increíble discurso de odio dirigido contra los chalecos amarillos por parte de los portadores de la ideología dominante, la triste alianza de los pequeños marqueses en el poder, las stars preciosas y ridículas y los mercados financieros. “Pueblerinos”, “embrutecidos”, “idiotas” son las palabras que se repiten más a menudo (¡Ni qué decir del mote de “camisas pardas”!). Lean las cartas de lectores de “Le Monde”, escuchen a la izquierda moral -la izquierda a gasoleo– y a la derecha bien educada. Hasta ahora contuvieron sus riendas sin desbocarse, pero ya no más. Se han dejado arrastrar de la manera más obscena para expresar su arrogancia y su desprecio de clase, pero también su pánico de verse destituidos por los plebeyos. Luego de la formidable manifestación de París, ya no tienen el valor para retrucarle a aquellos que se lamentan por el precio del combustible, que si a ellos no les alcanza la plata para comprar nafta entonces que se compren un nuevo automóvil eléctrico (que es la versión moderna del “Pues que coman tortas”). Cuando el pueblo se esparció por las calles de la capital, ¡ellos hicieron levantar los puentes levadizos! Y expresan ya sin tapujos su odio contra esta Francia popular -la Francia de los Johnny, la que “fuma cigarrillos y rueda a diesel”-, de esta Francia no suficiente mestizada, demasiado francesa en cierta forma, de estas gentes que Macron una y otra vez ha descrito como iletrados, como holgazanes que quieren “joder el burdel”, en pocas palabras, como gente de poco valor que saben que sus días están contados.

Se ve bien cómo comenzó el movimiento, pero no muy bien cómo pueda llegar a terminar, suponiendo, por otro lado, que deba terminar. ¿Están dadas las condiciones para que esta revuelta pueda traducirse de una manera más política?

thumb imagethumb image

No es en estos términos que se plantea el problema. Estamos delante de una cuestión de fondo que no está pronta a resolverse, porque es el resultado objetivo de una situación histórica que, por sí misma, está destinada a perdurar. La cuestión de los combustibles no fue evidentemente más que la gota que rebalsó el vaso, o más bien la gota de gasolina que ha hecho explotar el bidón de combustible. El verdadero eslogan a continuación ha sido: “¡Macron dimisión!” La renuncia de Macron. En el futuro inmediato, el gobierno va a utilizar las maniobras habituales: reprimir, difamar, desacreditar, dividir y esperar el desgaste. El movimiento puede desgastarse probablemente, pero las causas permanecerán siempre allí. Francia se encuentra ya en un estado pre-revolucionario con los chalecos amarillos. Si se radicalizan aún más, tanto mejor. De lo contrario, habrá sido una advertencia mayor. Tendrá el valor de la repetición. En Italia, el movimiento “Cinque Stelle”, nacido él también de un “día de cólera”, está hoy día en el poder. Entre nosotros, la explosión final sobrevendrá en menos de diez años.

Integrantes del movimiento de los

1 Los Bonetes rojos fueron un movimiento de protesta aparecidos en 2013 en la Región de Bretaña en contra de las políticas “ecologistas” que tendían a gravar financieramente a los transportistas, pueblos del interior y zonas agrícolas alejadas en pos de una utopía verde diseñada en los “ecológicos” despachos de los burgueses de clase media alta de los partidos “verdes” de las grandes ciudades ricas de Francia.

Los muertos ya ascienden oficialmente a tres.

La Fronda fue la oposición popular en tiempos de Luis XIV, los sans-culottes sonde la época revolucionaria de 1789, la Comuna de París es de la revolución de 1848, todas expresiones revolucionarias del pueblo llano.

La izquierda a querosén es aquella élite burguesa liberal de izquierda, que por su cosmopolitismo vive en un eterno salto de aeropuerto en aeropuerto -esto es viajando con el querosén de aviones o “Jet-fuel”-.

Frase tristemente famosa enunciada por la reina María Antonieta en la época pre-revolucionaria. Ante la queja de las mujeres que ya no podían comprar el pan por su elevado precio, la reina ingenuamente contestó que “si no tienen pan, que coman tortas”. Los ecologistas burgueses que viven cómodos en las grandes ciudades les contestan a los obreros hoy día que “si no les alcanza para pagar el precio de la nafta con los nuevos impuestos, pues que entonces se compren autos eléctricos” (como si la clase baja tuviera dinero en exceso para cambiar de coche)

En oposición al ideal globalista, que busca el mestizaje, el cosmopolitismo y la extinción de las culturas nacionales, especialmente aquellas de raza europea, a las que culpa de todos los males del mundo.

thumb imagethumb imagethumb image

Todo nuestro apoyo y solidaridad con el pueblo francés, pionero en lucha contra la tiranía del Sistema.

thumb imagethumb image

francia from anabel amiens on Vimeo.

Erecciones andaluzas

 

¡Venga niña, a votá que damo mierda regalá!


 

¿Hay vida después del “jurbol”?…

 Deja ya el “jurbo”…

¡Ya verás como te vas a poner dentro un rató, ladrón!

Las llaves

¿Donde están las putas llaves?

 

 
En el fondo del mar, matarile, matarile.
En el fondo del mar, matarile, rilerón, Chim pom.
PARA TODO ESTO Y MAS