.

El poder de los espejos

Avatar

En perfecta armonía con la exuberante naturaleza de Pandora, viven los Na’vi, quienes enfrentan una difícil situación ante el comportamiento destructivo y depredador de una raza llegada de fuera… sin embargo, es precisamente uno de estos alienígenas, quien leal a la verdadera naturaleza de su propia especie, dirige a los Na’vi en la batalla final por su liberación.

Krishna, Jesús y Buda | ¿VIDAS PARALELAS?

¿Cuál religión es la poseedora del verdadero Cristo? ¿Existen varios cristos? Estos son 25 de los muchos paralelos entre las vidas de Crishna, Buda y Jesús; los cristos de las religiones mayoritarias. Entonces, ¿por qué las religiones dividen al hombre si cada quien tiene un Cristo?

Una sociedad moralmente enferma

El otro día, en un centro comercial de mi ciudad, me di de narices con un cartel, colgado de una pared, en el que se veía la imagen dibujada de un gato y se leía algo así como: “no soy tu mascota, soy tu familia, tu amigo, tu compañero. No eres mi dueño, eres mi familia, mi amigo, mi compañero”. Aquello me hizo reflexionar.

Parto de la base que guardo un profundo respeto hacia los animales como seres vivos que son, creados por el mismo Sumo Hacedor que me creó a mí y, por tanto, les debo la consideración que se merecen sin que, por ello, trate de igualarlos a los humanos aun en la inteligencia de que muchos ellos merecen, con total seguridad, más respeto que muchos de los hombres que pueblan la tierra.

Sin embargo, resulta paradójico e incluso alarmante que, para determinados grupos, generalmente de ideología izquierdosa y, en especial, para la pijoprogresía imperante, tengan más consideraciones hacia los animales que hacia los seres humanos.

Desde la irrupción del malsano populismo, representado en nuestra Patria por esa ralea de miserables que todos conocemos, la sociedad española ha contraído una grave enfermedad que, caso de no ponerle remedio de inmediato, nos llevará a la ruina total sin paliativos.

La llegada a la escena política de toda esta caterva de animalistas, veganos, ecologistas, feminazis, bolleras e invertidos…, etc., está provocando la pérdida total de valores, especialmente entre la juventud inmersa en ese torbellino relativista donde todo vale, caso de ser políticamente correcto según el criterio imperante.

Desde aquel ignorante o ignoranta, por ser inclusivo, que también abundan y cada día más, que hablaba de que el gallo es un violador impenitente de gallinas; pasando por aquel tipejo, todavía Ministro en este gobierno de risa floja, que pretendía que dejásemos de comer carne por una supuesta mejor salud del planeta; hasta esos defensores acérrimos del lobo, sin importarles el daño que puede causar si no se controla su población, aquí se ha impuesto una política enfermiza de defensa de los animales, aunque en el fondo, todo tiene su origen en el malsano deseo de toda esta basura pijoprogre de cargarse la tauromaquia por constituir una seña propia de identidad de España, más allá de cualquier otra consideración.

Estos mismos pijoprogres de la malsana y maldita podemía, el peor virus que ha asolado España, son los que defienden, con uñas y dientes, que debemos permitir la entrada indiscriminada de ilegales, procedentes de la zona subsahariana, como a la que estamos asistiendo en estos días en nuestra frontera de Melilla y, más allá de una supuesta vocación humanitaria, que no la tienen, saben que se trata de un posible importante caladero de votos para un futuro no muy lejano, votos que se captarán a base de una paguita a cada inmigrante que les permitirá, por muy mísera que sea, vivir mucho mejor que en sus países de origen.

Estos flujos migratorios compuestos en su mayoría por tipos fornidos, de cuerpo atlético y en edad militar, como el caso de ese negro que hemos visto en un video tratar de agredir a un compatriota nuestro que estaba grabando con un móvil la presencia masiva de estos elementos. El colmo de los colmos, un tipo que entra a España de forma manifiestamente ilegal, que desconocemos las intenciones que trae y que, encima que no le echamos, se permite el lujo de amenazar con un instrumento contundente a un compatriota nuestro en su propia ciudad, su casa. ¡Vergonzoso!   

Sin embargo, estos mismos que lloran por la muerte de un perro o un gato o por el lobo cazado cuando ataca a un rebaño de ovejas; estos mismos que defienden a capa y espada, la llegada masiva, por razones supuestamente humanitarias, de inmigrantes ilegales, son los que claman por el derecho que asiste a las mujeres para asesinar, con total impunidad, alevosía y premeditación, a un ser vivo, dotado de alma, espíritu y raciocinio, que llevan en el claustro materno. Esta es la mejor y más palmaria muestra de lo enferma que está esta sociedad corrupta y sin principios morales de tipo alguno.

Con todo ello, creemos que lo más grave de esta situación es la actitud de nuestros jóvenes, desprovistos de valores más allá del culto a los ídolos con pies de barro, tal es el caso de esos que se denominan “influenciadores” que son los que marcan las pautas del devenir de una buena parte de la juventud, enganchada a las redes sociales debidamente manejadas por el globalismo internacional. Además de eso, la nueva religión planetaria donde todo lo que hacen -la alimentación, la forma de vestir, la defensa a ultranza del animalismo y del ecologismo, incluso el descenso de la natalidad- es en función de una supuesta salud del planeta.

Por supuesto, una buena parte del problema radica en la propagación de estas ideas en las propias aulas y de las que sirven de altavoces un porcentaje importante de los docentes que se convierten, de esta forma, en paradigmas del alumnado.

Una buena parte de esta juventud a la que le han inoculado los principios de un feroz y malsano relativismo, conceden más valor a una mascota o a un bosque que a la vida de un no nacido ya que todos han crecido en un ambiente en el que uno de los principios básicos que han aprendido es que la mujer puede hacer con su cuerpo lo que le da la gana, lo cual podría tener sentido si de ello excluimos la vida de un ser, inteligente y provisto de alma y espíritu, que llevan en su interior y que trasciende más allá de su propia libertad como individuo.

Vivimos tiempos de zozobra y la sombra de la guerra planea sobre todos nosotros. Atrás quedan aquellas pretendidas guerras asimétricas de las que nos hablaban los que aseguraba, de forma categórica, que jamás se volvería a plantear una guerra convencional, de esas de toda la vida, al menos en el continente europeo. Sin embargo, hete aquí que tal aserto no dejó de ser una pretensión para justificar el paulatino desarme de una Europa a cada paso más inerme e incapaz.

Durante los últimos años vivimos inmersos en la opinión generalizada de que, al igual que en otras ocasiones, caso de plantearse un problema serio, serían los norteamericanos los encargados de defendernos aportando sus hombres, su material y, por supuesto, sus muertos, unos muertos que, llegado el caso, la Europa que conocemos sería incapaz de asumir. Sin embargo, parece que los vecinos del otro lado del Atlántico ya no están tanto por la labor.

Cabría preguntarse entonces, qué sucedería en el supuesto de que se declarase una guerra generalizada teniendo los campos de Europa como teatro de operaciones. ¿A quién se movilizaría para hacer frente a una supuesta invasión de nuestras fronteras? ¿Alguien cree que podríamos recurrir a la juventud para empuñar las armas y defender lo que es suyo? Lo dudo mucho ya que, el que más y el que menos, correría, con el rabo entre las piernas, a esconderse bajo las faldas de su madre, aunque eso sí, previamente manifestaría sus opiniones por medio de las redes sociales o, en el mejor de los casos, creando un grupo de wasap, aunque eso sí, todo muy sostenible.

Lo dicho, nuestra sociedad está enferma y si no le ponemos remedio, esa enfermedad será de muerte.

5 comentarios

  1. Pingback: ReBlogging ‘El poder de los espejos’ – Link Below | Relationship Insights by Yernasia Quorelios

  2. Reblogueó esto en Yo, Claudia.

    11 marzo, 2022 en 3:41

  3. Reblogueó esto en zosimo1.

    26 marzo, 2022 en 17:36

  4. Reblogueó esto en Defeca Dor.

    11 mayo, 2022 en 23:14

  5. Me ha gustado esta entrada Súper, en especial la primera parte, después de Avatar.
    Cuál religión es la poseedora del verdadero Cristo? ¿Existen varios cristos?
    ¡Gran cuestión!
    Culminas con algo que yo me pregunto con frecuencia:
    Entonces, ¿por qué las religiones dividen al hombre si cada quien tiene un Cristo?
    Para mí la mejor religión es hacer el bien, ser humana, amar al prójimo.
    Un abrazo 🌷

    4 septiembre, 2022 en 23:21

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s