.

¡ Viva Maduro y viva Venezuela!

Un presidente legítimo elegido por la mayoría de su pueblo, no debe ser objeto de los padres del saqueo como estados unidos y sus mamporreros del nuevo orden criminal y la Europa de la Miseria, ¡ viva Maduro y viva Venezuela,!

El pueblo venezolano no quiere volver a la época de intervenciones promovidas por Washington y ante los intentos por dirigir una operación golpista en el país, ordenó romper relaciones diplomáticas con la nación norteña.

El legítimo presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció hoy la decisión de terminar relaciones diplomáticas con Estados Unidos como respuesta a las pretensiones de Washington por imponer un gobierno paralelo en la nación sudamericana.

Frente a la congregación popular reunida en los alrededores del Palacio Miraflores, el jefe de Estado rechazó las acciones de la oposición nacional y el Ejecutivo estadounidense luego de la autojuramentación como mandatario encargado de Juan Guaidó, diputado de la Asamblea Nacional, parlamento en desacato.

‘El Gobierno imperialista de Estados Unidos dirige una operación para imponer un golpe de Estado con un gobierno títere en Venezuela’, dijo además.

El mandatario precisó que el personal de la embajada estadounidense dispondrá de 72 horas para abandonar el país.

Asimismo, aseveró que el pueblo venezolano no quiere volver a la época de intervenciones promovidas por Washington y ante los intentos por dirigir una operación golpista en el país, ordenó romper relaciones diplomáticas con la nación norteña.

El anuncio ocurre pocas horas después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, reconociera a Juan Guaidó como mandatario interino de Venezuela.

A diferencia del año 2002, cuando el gobierno de Bush trabajó clandestinamente para promover el golpe contra Chávez, Trump lo está haciendo a plena luz del día.

Cuando Donald Trump exclamó espontáneamente en agosto de 2017 que “no descartaría una opción militar” en Venezuela, sus propios asesores se quedaron boquiabiertos. Poco después, la Casa Blanca emitió una declaración revelando que el mandatario estadounidense había rechazado una llamada telefónica de Nicolás Maduro, el presidente venezolano.

Los antecedentes: Bush y Obama

Las declaraciones de Trump también sorprendieron a Caracas, que estaba acostumbrada al silencio de Washington con respeto a sus mandatarios. De hecho, el presidente George W. Bush, durante toda su gestión, mantuvo la política firme de evitar decir el nombre de Hugo Chávez. Obama fue el único presidente estadounidense que dio la mano a Chávez, durante una Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago en el 2009. Sin embargo, nunca se llegaron a celebrar encuentros bilaterales ni conversaciones formales entre jefes de Estado, a pesar de las solicitudes de Venezuela.

En lugar de normalizar la relación entre Washington y Caracas, Obama intensificó la agenda agresiva contra Venezuela, continuando las hostilidades que habían comenzado durante el gobierno de Bush. Fue Obama quien declaró a Venezuela “una amenaza inusual y extraordinaria” a la seguridad nacional de Estados Unidos, decreto que le permitió la imposición de sanciones contra funcionarios venezolanos y calificar a Venezuela como un país ‘enemigo’.

“Aún con la crisis económica en el país, y un amplio descontento con la gestión de Maduro, es imposible ignorar la masiva maquinaria de injerencia que Estados Unidos ha aplicado en Venezuela durante los últimos 20 años”.Eva Golinger, abogada, escritora e investigadora estadounidense-venezolana.

Hay que recordar que la operación en marcha de ‘cambio de régimen’ contra el gobierno de Nicolas Maduro tiene unos antecedentes claros en los gobiernos de George W. Bush y Barack Obama. Al igual que Obama continuó profundizando la agresión contra Venezuela que había iniciado su predecesor, George W. Bush –quien financió y apoyó el golpe contra Chávez en 2002 y las subsecuentes intervenciones electorales y atentados contra su gobierno–, Trump ahora está llevando la operación contra Venezuela y su Revolución Bolivariana a su punto final.

Aún con la crisis económica en el país, y un amplio descontento con la gestión de Maduro, es imposible ignorar la masiva maquinaria de injerencia que Estados Unidos ha aplicado en Venezuela durante los últimos 20 años. Lo que hoy vive Venezuela tiene sus raíces en un proceso expansivo de infiltración y cooptación de los sectores populares –y la sociedad civil en general– con el objetivo de sembrar y exagerar las divisiones y debilitar las bases de apoyo del gobierno. El financiamiento multimillonario canalizado a cientos de ONGs en Venezuela –muchas creadas para alimentar el conflicto en el país y filtrar fondos a la oposición–, así como la asesoría estratégica y el entrenamiento a los partidos políticos, grupos estudiantiles y de la juventud o medios de comunicación, por parte de las agencias de Washington –como la USAID y la NED–, han servido para construir la imagen de un gran movimiento anti-gubernamental y, a la vez, debilitar el apoyo dentro los sectores pro-gubernamentales.

Todo esto, combinado con el mal manejo económico del gobierno de Maduro, una corrupción incontrolable y la falta de aceptar diversas opiniones y críticas dentro del chavismo, ha llevado al país hasta un punto insostenible. Y ahí es donde entra Donald Trump.

https://timedotcom.files.wordpress.com/2018/03/donald-trump-snl-baldwin-twitter.jpg?w=1280&h=842

Trump es el primer presidente estadounidense en asumir directamente el tema de Venezuela y el plan del golpe. Trump es un presidente sin escrúpulos. No esconde sus posturas ni su pensamiento. En agosto de 2017, en una reunión privada con su Secretario de Estado y Asesor de Seguridad Nacional, el mandatario estadounidense preguntó por qué simplemente no podían invadir Venezuela y sacar a Maduro. Sus asesores, sorprendidos por el comentario, le tuvieron que explicar que una intervención militar podría desembocar en una situación más grave y, además, generar en la región un rechazo a Estados Unidos. Ambos asesores, Rex Tillerson y H.R. McMaster, renunciaron a sus cargos en 2018.

Ahora Trump cuenta con un equipo mucho más belicista. El halcón de guerra John Bolton –quien busca el conflicto donde sea– reemplazó al General McMaster como Asesor de Seguridad Nacional, y Mike Pompeo, ex jefe de la CIA y también bastante pro-intervencionista, es el Secretario de Estado. Ambos han estado impulsando esta agresiva postura hacia Venezuela y la fase final del golpe. En estos días, Bolton hasta admitió que el objetivo de la Casa Blanca era asegurar que las reservas petroleras de Venezuela estuvieran en manos de empresas estadounidenses.

Bajo su tutela, nombraron como enviado especial para Venezuela a Elliott Abrams, un veterano de las guerras sucias en Centroamérica, además de un criminal convicto por su rol en el escándalo de Irán-Contra. Abrams también estuvo involucrado en el golpe contra Chávez en el 2002, supervisando la operación y coordinando con la oposición. Su presencia ahora como supervisor/coordinador del plan contra Venezuela es una clara indicación de que la mesa está servida. Trump ha dado luz verde para un cambio de régimen en Venezuela, usando la fuerza militar si fuese necesario.

“Guaidó no hubiese actuado de tal manera, con tanta confianza, si no estuviera seguro del apoyo de Estados Unidos, incluido el militar”.Eva Golinger, abogada, escritora e investigadora estadounidense-venezolana.

En estos días, funcionarios del departamento de Estado admitieron que la llegada de Juan Guaidó, y su disposición de asumir el liderazgo de la oposición, era la ‘última pieza necesaria’ para proceder con el golpe. La agencia AP reveló que Guaidó había tenido varias reuniones con el gobierno de Trump en los meses previos a su ‘auto-proclamación’ como presidente-interino de Venezuela, con pleno respaldo de Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea y gran parte de Suramérica.

Por eso, no deberían sorprendernos las contundentes declaraciones de Trump, su vicepresidente Mike Pence y su secretario de Estado Mike Pompeo, así como de otros representantes del gobierno y del ‘establishment’ estadounidense, respaldando a Guaidó y su intención de imponerse en el poder en Venezuela. Me atrevería a concluir que Guaidó no hubiese actuado de tal manera, con tanta confianza, si no estuviera seguro del apoyo de Estados Unidos, incluido el militar.

La ‘accidental’ revelación de Bolton de ‘5.000 tropas a Colombia’, una frase escrita en sus anotaciones durante una rueda de prensa en la Casa Blanca en la que hablaron sobre las más recientes sanciones impuestas contra Venezuela y su industria petrolera –sanciones, de hecho, que podrían paralizar al país, y no solamente el gobierno de Maduro, con un impacto devastador en la población–, reafirma que ya está en marcha la operación militar.

Coincidentemente, una delegación de altos oficiales del Comando Sur de Estados Unidos se encuentra en Colombia, revisando la situación fronteriza con Venezuela. Hace 10 años, el Pentágono aumentó su presencia militar en Colombia con la explícita intención de poder realizar operaciones militares a nivel regional para combatir la ‘amenaza constante de los gobiernos anti-estadounidenses’ (léase Venezuela).

El Pentágono también mantiene la presencia militar a apenas 50 kilómetros de la costa caribeña de Venezuela, en Curacao y Aruba, y recientemente realizó un acuerdo de ‘cooperación militar’ con Brasil, el vecino de Venezuela en su frontera sur-este. De esta manera, Estados Unidos ha conseguido rodear militarmente a Venezuela, por lo que si quisieran ejecutar una intervención militar, ya estaría todo listo.

A diferencia del año 2002, cuando el gobierno de Bush trabajó clandestinamente para promover el golpe contra Chávez, Trump lo está haciendo a plena luz del día. Entonces, si todo lo descrito en este post es lo que están haciendo abiertamente, solo podemos imaginar la profundidad de las acciones encubiertas que ya han puesto en marcha.

Hasta La Victoria Siempre

https://superduque.files.wordpress.com/2016/12/separador.png?resize=219%2C219&w=72&h=72https://superduque.files.wordpress.com/2016/12/separador.png?resize=219%2C219&w=72&h=72https://superduque.files.wordpress.com/2016/12/separador.png?resize=219%2C219&w=72&h=72https://superduque.files.wordpress.com/2016/12/separador.png?resize=219%2C219&w=72&h=72https://superduque.files.wordpress.com/2016/12/separador.png?resize=219%2C219&w=72&h=72https://superduque.files.wordpress.com/2016/12/separador.png?resize=219%2C219&w=72&h=72https://superduque.files.wordpress.com/2016/12/separador.png?resize=219%2C219&w=72&h=72https://superduque.files.wordpress.com/2016/12/separador.png?resize=219%2C219&w=72&h=72https://superduque.files.wordpress.com/2016/12/separador.png?resize=219%2C219&w=72&h=72

 

 

Texto original


 

Anuncios

18 comentarios

  1. 5 febrero, 2019 en 22:56

    • 6 febrero, 2019 en 3:16

      • 10 febrero, 2019 en 15:16

      • 3 marzo, 2019 en 2:00

  2. Reblogueó esto en nz.

    6 febrero, 2019 en 0:15

  3. 6 febrero, 2019 en 1:44

  4. Sería ingenuo esperar de las clases y sectores en agonía, por su desplazo del poder gubernamental, una actitud tersa, civilizada y pacífica en periodos de transición o construcción de un nuevo orden institucional a manos de las clases populares, las cuales toman las instituciones públicas del Estado para empezar a transformar su realidad.

    La gloriosa Revolución Francesa realizada por la burguesía ascendente y el campesinado tuvo la más férrea oposición, aun cuando estos ya tenían el control gubernamental en el país, las monarquías europeas (Monarquía Habsburgo , el Reino de Prusia , Reino de Nápoles , Reino de Cerdeña , Reino Unido de Gran Bretaña ) viendo amenazado a futuro sus posiciones de privilegio, declaran la guerra a la nueva república, intentando impedir a sangre y lodo la victoria histórica del pueblo francés sobre la vieja clase terrateniente, era pues la Francia revolucionaria un mal ejemplo para toda la burguesía y el campesinado europeo.

    Como un símil histórico, la Revolución Rusa de 1917 presenta las mismas luchas de revolución-reacción pero con actores diferentes, es ahora la burguesía consolidada en el poder la que trata de impedir por todos los medios que los obreros tomen las instituciones del Estado para construir su propio futuro, cuando los revolucionario rusos comienzan a destruir las viejas instituciones y forman nuevos espacios de decisión popular, los soviets, la burguesía de los grandes países capitalistas ven como una amenaza y como un mal ejemplo para todos los obreros organizados del mundo, la osadía de estos rusos que marcaron historia. ¿Cómo impedir el contagio revolucionario en el continente europeo?, la respuesta fue fácil: “Aniquilar la revolución rusa”, y con esa encomienda invadieron al país catorce ejércitos de países capitalistas apoyados por tropas apátridas de la vieja monarquía zarista (Estados Unidos de Norteamérica, Inglaterra, Checoslovaquia, Japón, Francia, Polonia, Canadá, Italia, China, Australia, entre otros). El pueblo revolucionario supo defender su patria y su proceso de grandes transformaciones, la Revolución Rusa triunfó.

    Todos los grandes procesos de cambio por los que ha transitado el ser humano han tenido respuesta de la reacción, de los conservadores, que aún en su estado de agonía histórica tienen la fuerza interna y el apoyo externo para intentar boicotear o impedir el cambio imparable del desarrollo de la humanidad; en México lo vivimos en las diferentes revoluciones, tuvimos intervenciones militares de potencias extranjeras y perdimos la mitad de nuestro territorio nacional; ya en nuestra última gran revolución, la de 1910, tuvimos el desembarco de tropas estadounidenses en Veracruz y el asesinato del Presidente Madero orquestado desde la Embajada norteamericana.

    Cuba tuvo la invasión norteamericana en 1961, en Playa Girón, que buscaba eliminar los cambios revolucionarios que garantizaban tierra a los campesinos y nacionalización de las grandes industrias estadounidenses, lo mismo pasó en Granada, El Salvador, Honduras, Nicaragua y todos los países del continente, de manera directa o indirecta las grandes potencias, especialmente Estados Unidos de Norteamérica, han intervenido para intentar parar los cambios que los pueblos deciden en su política y economía nacional.

    Por lo tanto, lo que pasa en Venezuela no es de extrañarnos, es el resultado lógico del miedo de los gobiernos conservadores y las potencias extranjeras para evitar que los cambios revolucionarios que el pueblo venezolano ha emprendido tengan la influencia de traspasar fronteras y ser vistos por los pueblos que luchan, como una opción viable dentro de sus diferentes países, no olvidemos que cuando Estados Unidos quedó cómo única potencia mundial, en nuestro continente, la Revolución Bolivariana encabezado por el Comandante Hugo Chávez fue el único que comenzó a desterrar todas las políticas neoliberales de privatización y saqueos de nuestros países. Indudablemente esa revolución era y es un mal ejemplo, desde la perspectiva de los dominadores, para los pueblos vecinos de nuestro continente.

    Tras el triunfo electoral de Chávez, varios países caminaron por el camino de la izquierda limitando y combatiendo las políticas económicas impuestas desde Washington, así fue el caso Bolivia, Ecuador, Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, una década en la que el sur de nuestro continente se vio impregnado de políticas sociales que buscaban erradicar la miseria y construir verdadera independencia, un periodo que tuvo su ocaso por la contraofensiva norteamericana que teniendo el control de los medios de comunicación e instituciones judiciales dentro de esos países logró reestablecer gobiernos afines a sus intereses coloniales.

    México, nuestro México que comienza a retomar las riendas de su destino, tiene que tener claridad en esta lucha histórica de revolución y reacción por los que ha transitado la humanidad, con los cambios profundos a los que aspira la Cuarta Transformación necesariamente tendrá la dura oposición de quienes hasta hace unos meses detentaban el poder gubernamental, oposición férrea de quienes verán sus intereses afectados por políticas que buscan el mayor beneficio para el pueblo y el alejamiento de la relación de dominación por parte de nuestro vecino del norte.

    Lo que pasa en Venezuela no es, ni debería sernos ajeno, el peligro de la intromisión internacional en asuntos que sólo competen al pueblo venezolano, no sólo es una afrenta al país bolivariano, sino que es un mensaje amenazador a todos aquellos países que luchan por la construcción de una verdadera independencia, es un mensaje amenazador a los pueblos del mundo, a nuestro pueblo mexicano que decidió en las pasadas elecciones tomar las riendas de su propio destino.

    Los mexicanos debemos de tenerlo claro, ¡defender a Venezuela es defender a México!

    6 febrero, 2019 en 3:20

    • 7 febrero, 2019 en 23:51

    • Tirirí Un mojon pa ti !!!

      22 febrero, 2019 en 13:31

    • 25 febrero, 2019 en 20:31

  5. 6 febrero, 2019 en 23:31

  6. 6 febrero, 2019 en 23:53

    • 10 febrero, 2019 en 15:17

  7. https://prensaopal.files.wordpress.com/2019/01/yankee.jpg?quality=80&strip=info&w=800

    20 febrero, 2019 en 21:49

  8. theburningheart

    Trump y sus secuaces están prácticamente con sus glándulas salivales babeandose la boca por el rico bocado que se van a comer, siendo Venezuela el mayor pais con reservas petroleras y oro y demas ricos recursos, al igual que lo hicieron con Iraq y Libya, me temo que se vayan a salir con la suya.

    Maduro parece ser un buen hombre, pero algo inepto , para manejar semejante ataque de las fuerzas oligarquicas.

    Me temo ver con impotencia otro triunfo de estas aves de rapiña, que a ciencia y paciencia de los gobiernos mundiales, hacen este tipo mierdas, aqui es cuando un gobierno como China, o Rusia deberia decirle a Trump:

    No cabron de mierda, tu no te vas a comer Venezuela!

    Porque tiene que ser CODEPINK y otras mujeres las unicas que confrontan a este pedazo de mierda?

    25 febrero, 2019 en 5:41

  9. hasta la victoria siempre!!!

    25 febrero, 2019 en 17:21

  10. 3 marzo, 2019 en 2:01

  11. https://i0.wp.com/c.files.bbci.co.uk/1361/production/_105616940_apoyomduro.jpg?ssl=1

    5 marzo, 2019 en 3:02

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s