.

TARTESSOS, origen del alfabeto

TARTESSOS

The first kingdom formed in Spain was Tartessos. Its flourishing period was beteween the 8th and the 6th centuries B.C. However, we have little information about their rulers.

Tartessos occupied Huelva and the Guadalquivir valley. Tartessians developed a wealthy economy based on agriculture, livestock and mining the abundant metals found in the area.  

Resultado de imagen de tartessian coins

Tartessians traded with the Phoenicians and the Greeks and in exchange for copper, tin and silver they got oil, jewelry and ivory. They were fine craftsmen. 

Winged Feline Tartessian, Spain, 700 - 575 B.C. This winged feline originally served as the front leg of a wooden chair or throne. Felines were popular in the art of many Mediterranean and Near Eastern cultures. Certain stylistic features of this...

Tartessians had developed their own writing system and we can see in the warrior stela of the Abóboda.

Resultado de imagen de tartessian writing

Tartessian art is very refined as we can see from the Treasure of Aliseda. It had a strong Phoenician influence and also they adopted Phoenician religious beliefs.

Resultado de imagen de tesoro de la aliseda

tartesos2.png

Tartessian civilization dissappeared around 500 BC probably because Carthaginian domination.

AUDIO

Título: Las golondrinasde Tartessos
Autor: Ana María Vázquez
Editorial:Almuzara

El libro Las golondrinas de Tartessos de Ana María Vázquez explica la tesis de que 4000 mil ños antes de Cristo , los habitantes del sur de la Península Ibérica ya utilizaban la escritura. Los estudos llevados a cabo por la autora demuestran que las civilizaciones posteriores, como la fenicia, aprendieron de ellos. Los dos útiles prehistóricos expuestos en el Museo de Huelva que fueron encontrados en sepulcros megalíticos y con evidencia de escritura no son las únicas muestras, existen otras en el sur peninsular. Así salta la duda de lo que hasta ahora se consideró como verdad indiscutible, el que fueran los fenicios quienes nos enseñaron a escribir.

Los fenicios, al llegar a la Península Ibérica a finales del II milenio antes de Cristo, encontraron gentes que ya usaban un torno rápido para pulir el oro y que escribían signos lineales. El geógrafo griego Estrabón se refirió a los turdetanos como un pueblo que tenía leyes escritas en verso de seis mil años de antigüedad. Una golondrina no hace verano. Las escrituras de Huelva no están solas en la penumbra de la Prehistoria: numerosos signos de escrituras «prehistóricas», fechadas a partir del 7 000 a.C. aparecen en Europa y en las islas del Mediterráneo. Son ya muchas las aves que acompañan el vuelo de las golondrinas de Tartessos.

Contador

Nada hay cuidadosamente ocultado que no haya de revelarse
ni secreto que no llegue a saberse”. Evangelio de Lucas 12:2

descripción

 

Anuncios

17 comentarios

  1. Very Interesting!!!:D

    4 septiembre, 2018 en 2:57

  2. 5 septiembre, 2018 en 3:15

  3. 5 septiembre, 2018 en 3:31

  4. 5 septiembre, 2018 en 3:52


  5. La escritura tartésica (también conocida como del sudoeste (sudoccidental) de la península ibérica y como sudlusitana) es una escritura paleohispánica no descifrada muy similar, tanto por la forma de los signos como por el valor que los signos representan, a la escritura ibérica suroriental, pero a diferencia de ésta, que expresa lengua ibérica, la escritura tartésica expresa una lengua que no ha podido aún ser relacionada con ninguna otra. Sobre el origen de las escrituras paleohispánicas no hay consenso: para algunos investigadores su origen está directa y únicamente vinculado al alfabeto fenicio, mientras que para otros en su creación también habría influido el alfabeto griego.

    A diferencia de las otras escrituras paleohispánicas, esta escritura y la lengua que expresa no tienen una denominación consensuada. La denominación más neutra es la de escritura del sudoeste de la península ibérica, puesto que solo hace referencia a la localización geográfica de las inscripciones que usan esta escritura en el cuadrante sudoccidental de la península ibérica. Pero la denominación más popular es la de escritura tartésica, aunque no es una denominación precisa, puesto que las inscripciones que usan esta escritura solo aparecen marginalmente en el territorio en el que las fuentes clásicas sitúan el reino de Tartessos y en cambio se concentran en el territorio que las fuentes clásicas atribuyen a los Conios. Una tercera denominación es escritura sudlusitana, que hace referencia a su posición geográfica relativa respecto del territorio de los lusitanos.

    Con la excepción del alfabeto greco-ibérico, el resto de escrituras paleohispánicas comparten una característica tipológica distintiva: presentan signos con valor silábico para las oclusivas y signos con valor alfabético para el resto de consonantes y vocales. Desde el punto de vista de la clasificación de los sistemas de escritura no son alfabetos ni silabarios, sino escrituras mixtas que se identifican normalmente como semisilabarios. La particularidad de la escritura tartesia es la sistemática redundancia vocálica de los signos silábicos, fenómeno que en las otras escrituras paleohispánicas es residual. Algunos investigadores consideran esta escritura como un semisilabario redundante, mientras que otros las consideran un alfabeto redundante. El fenómeno de la redundancia vocálica de los signos silábicos fue descubierto por Ulrich Schmoll y permite clasificar la mayor parte de los signos de esta escritura en silábicos, vocálicos y consonánticos. Aun así, su desciframiento aún no se puede dar por cerrado, puesto que no hay consenso entre los diferentes investigadores que han hecho propuestas concretas.

    Esta escritura se escribe muy mayoritariamente de derecha a izquierda y su ámbito de uso es el cuadrante sudoccidental de la península ibérica: fundamentalmente en el Algarve y en el Bajo Alentejo y residualmente en Andalucía occidental y Extremadura. Prácticamente el único soporte sobre el que aparece son grandes losas de piedra, cerca de un centenar. El tipo de soporte y el hecho que prácticamente todas han aparecido fuera de contexto, impide precisar excesivamente su cronología, aunque por los escasos ejemplares que presentan alguna restricción cronológica parece que deberían de ser del s. V a. C. o anteriores. Aun así, tradicionalmente se les atribuye una antigüedad que las podría hacer remontar hasta el s. VII a. C., hipótesis que de confirmarse la convertiría en la escritura paleohispánica más antigua.

    7 septiembre, 2018 en 22:49

  6. Excelente información interesante y documentadisima..

    8 septiembre, 2018 en 4:29

  7. Genial, exclarecedora entrada.

    9 septiembre, 2018 en 21:28

  8. Interesantisimo, gran entrada chico…

    9 septiembre, 2018 en 23:09

  9. Muy bueno, la raiz de la civilización con escritura y leyes..

    9 septiembre, 2018 en 23:25

  10. ¡¡¡Enorme Super, eres el mejorrrrrrrrrrrrr.”!!!

    10 septiembre, 2018 en 0:17

    • Gracias Blanca.

      11 septiembre, 2018 en 20:59

  11. GLORIA DE OCCIDENTE

    10 septiembre, 2018 en 15:04

  12. 10 septiembre, 2018 en 15:28

  13. 10 septiembre, 2018 en 15:30

  14. Excelente,.

    12 septiembre, 2018 en 12:49

  15. Really good!

    16 septiembre, 2018 en 21:46

  16. 21 septiembre, 2018 en 2:17

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s